Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Éste es un asunto delicado, la ropa puede jugar un papel importante en la primera impresión que des en la entrevista. Lo primero, antes de escoger la ropa, es investigar un poco la empresa a la que vas, esto te ayudará a saber el grado de formalidad que necesitas (ya que no es necesario ir con traje a todas las entrevistas).

 

La empresa quiere conocer tus aptitudes, esas que no son obvias en un curriculum

Después de averiguar el estilo de la empresa, toca tener claro la imagen que quieres transmitir. Lo lógico sería decir: responsable y profesional… Pero no siempre es lo primero en lo que se fijan durante la entrevista, porque eso ya lo dan por hecho. En la entrevista quieren descubrir otro tipo de habilidades que encajen con la filosofía de la empresa. La selección de colores es una buena forma de crear una primera impresión adecuada.

 

Los colores transmiten cualidades según cómo los utilicemos

No es lo mismo ir de negro que de blanco o verde, los colores acompañan a las emociones y ayudan a transmitir el mensaje que queremos dar. Por ello debes tener muy claro qué quieres decir, para que en la entrevista también quede claro.

Negro: Seriedad, formalidad, distancia, dureza. No es del todo aconsejable ir totalmente de negro, eso puede crear una barrera entre el entrevistador y tú, lo que dañaría un posible acercamiento para empatizar.

Blanco: Claridad, serenidad, transparencia, pureza. Es un color que, si va solo, puede deslumbrar y crear la falsa sensación de ser etéreo, por lo que conviene combinarlo con otros colores algo menos intensos.

Negro y blanco entrevista  Verde entrevista

Blanco + negro: Es una apuesta segura y bastante clásica. Transmitirás seguridad, estabilidad, seriedad y profesionalidad. Todo ello muy formal, así que si necesitas aparentar un poco de jovialidad, huye de esta combinación.

Verde: Es un color jovial, expresa tranquilidad, calma. Eso puede predisponer a tu favor al entrevistador, porque de forma indirecta y sutil se sentirá cómodo.

 

Dominar la psicología del color es fundamental

Rojo: Pasión, intensidad, fuerza, ímpetu, agresividad. Es un color que debe llevarse en pequeñas dosis o puede ser explosivo y perjudicial para una entrevista de trabajo. Observar este color durante un rato puede crear una sensación de hostilidad y agobio, cierta agresividad contenida que para nada te beneficia mientras estás siendo entrevistada.

Camisa rayas rojas entrevista Crema entrevista

Crema: Similar al blanco pero con un toque marrón. Transmite cercanía y calidez, un gran punto a tu favor, aunque ir por completo de marrón te puede hacer parecer una persona de avanzada edad.

Azul: Relajación, tranquilidad e inocencia. Llevarlo en unos vaqueros añade jovialidad e informalidad al look, lo que te permite añadir una prenda más formal o de color más oscuro, como la blazer de cuadros de abajo.

Tonos marrones entrevista Cuadros y vaqueros entrevista

Espero que esto os sirva un poco de guía a la hora de elegir vestuario para un día tan importante como es el de la entrevista de trabajo. ¿Tú qué te pones/te pondrías para una entrevista de trabajo? Hablamos en comentarios.

Alba Morales Rosa

* Todas las fotos son de Pinterest.

5 respuestas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *