La blazer: antes usada sólo para looks formales, ahora para el día a día.

Después de los vaqueros bootcut, llega la blazer. Ya no hay excusas para dejar la blazer colgada en el armario un día tras otro, porque se ha puesto más de moda que nunca.

Blazer 1

Con unos vaqueros pitillo tobilleros y salones de pico. Dando luminosidad con una blazer color blanco a un look informal de shorts desilachados y camiseta básica de algodón. Incluso con un look total black y botines rojos, para darle ese rollito distinto y restarle formalidad.

Blazer 2

Lo oversize no abandona las tiendas, patrones rectos y grandes para masculinizar el outfit de jeans ajustados. Con una sudadera, para llamar la atención y apostar por la personalidad. En un outfit rockero para adecuarlo a un día de reuniones y eventos. O la opción más clásica: como parte de un traje.

Ya no hay motivos por los que no sacar a pasear esa blazer que todas tenemos. Sea negra, blanca, de cuadros, de algodón o de punto, todas tienen espacio en el día a día. Las tiendas apuestan por venderlas de todos los tejidos y colores, más formales y más casual, entalladas y rectas. Atrévete con combinaciones poco convencionales, porque así es como surgen las tendencias.

Una blazer para cada ocasión.

Blazer 3

Es el momento de aprovechar que encaja en todos los outfit que te puedas imaginar, hasta con una falda de tul (como ya llevó Carrie Bradshaw) y sandalias de tiras finas. Y es que la blazer es un must que no puedes dejar escapar.

Créditos de las imágenes: 123456 – 7 – 8.

Alba Morales Rosa