Falda plisada + jersey, look invernal ganador

La falda plisada gana protagonismo

Falda plisada + jersey 1

En invierno es muy común ver vaqueros en todas sus formas y largos, los pantalones de traje, también la falda lápiz y la minifalda. Lo que no estamos acostumbradas a ver son las faldas plisadas, y mucho menos en invierno porque tienen un tejido fino y fluido.

Sin embargo nos han sorprendido con una combinación fuera de lo común: utilizar estas faldas tan propias del verano con unas medias, botas altas y un jersey.

Falda plisada + jersey 2

Para todo tipo de ocasiones, para el día a día

La falda plisada se adapta a lo que necesitamos, es tan sencillo como ponerle unas deportivas y elegir un jersey ancho y grande, aportamos un toque informal y comfy al conjunto que lo hace muy otoñal. Si, por el contrario, necesitas ir un poco más seria (como para el trabajo), lo único necesario es elegir un jersey de tu talla y unas botas (de tacón y caña a tu elección).

La cuestión es que tenemos falda plisada para rato, y es que adoramos cuando podemos reutilizar esa prenda veraniega que tanto nos gusta. Esto facilita mucho no tener un exceso de ropa (que al final no utilizamos lo suficiente).

Fotografías: Pinterest y Massimo Dutti.

Alba Morales Rosa

Anterior

La clave de la ropa de festival para tu día a día

Siguiente

Working girl: looks de oficina con personalidad

2 Comentarios

  1. ¡Pregunta del millón!
    ¿Cómo se mantiene plisada la falda plisada? ¿Tengo que plancharle todos los pliegues individualmente después de lavarla o cuando se arrugue?

    Tengo una que está arrugada y no sé cómo devolverla a su estado original.

    Además, es aburrido ir siempre en invierno con pantalones vaqueros, bota y chaqueta… Es lo único que no me gusta del invierno.

    ¡Mua!

    • Alba Morales

      ¡Hola Nerea!

      Pues no vas muy desencaminada. Primero debes mirar en la etiqueta si es una prenda que debe ser lavada en seco o no. De poder echarla en la lavadora, tiéndela colgada para que se seque con el menor número de arrugas posible.
      Una vez seca, colócala en una tabla de planchar y, usando alfileres en la parte más baja de la falda, marca los pliegues (para forzar el doblez) y pasas la plancha desde la cintura hasta el final de la falda. Podrás planchar bastantes pliegues a la vez, así que no será demasiado tedioso. Incluso si tienes una plancha de vapor de pie, puede que fuese incluso más sencillo.

      Espero haber solucionado tu duda, y ojalá fuese un método más sencillo.

      ¡Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *